Narrativas compartidas e identidad en línea

En las últimas semanas, he torturado mencionado a mis alumnos el hecho de que todo lo que haces en línea genera identidad, virtual e intangible, pero determinante en algunos aspectos.

Hemos trabajado en base a “El ciclo de manejo de la reputación en la web social” de Laurel Papworth, que consta de 4 pasos, 2 que manejas y 2 que determina la comunidad en base al contenido que generas en la web:

Básicamente, el esquema propone una interacción reactiva: si creas tu perfil, la comunidad te otorga una identidad. En base a la calidad del contenido que generas y los roles que asumes, la comunidad te cree o no.

Cruzando un poco de información, revisé la TED Talk de Renny Gleeson, donde indica que estamos viviendo una “cultura de la disponibilidad”, consumiendo mucha información mediante nuestros dispositivos móviles, sin filtrar la calidad de la misma:

 

 

El punto que más me hizo sentido es “la experiencia que tenemos en este momento es menos interesante que lo que vamos a tweetear acerca de ella más tarde”. A decir verdad, la gente twittea, facebookea y socializa todo tipo de contenidos, pero ¿el que esté en Internet lo hace interesante? ¿Es lo interesante de calidad?